y, ¿Por qué este blog?

El otro día tuve un sueño, me tocaban 3.000 millones de Euros en la  lotería, y saben qué hacía, pues fundaba el bufete NO ME DA LA GANA. Y ¿por qué ese nombre?, porque no me da la gana que me manipulen, que me chantajeen, que me tomen  por     tonta,  que abuseimagesLLANVC05n  de mí y   de    mi confianza,  que me estafen,  las grandes empresas, el gobierno, las instituciones públicas, y los caraduras, que cambien la fiscalidad y los procedimientos continuamente, que si te equivocas seas poco menos que un delincuente, pero si   son ellos, además de  sufrir tú las consecuencias lo tengas que solventar tú, que compliquen los tramites, de entrar en sus estadísticas de «errores”    que  comente  porque nadie va a buscarse un abogado para reclamar esta cantidad.

Este   sueño se   sumó   el   desgaste y la decepción   acumulada tras estos años de ejercicio   y   la   aberrante   crisis   económica   y  de   valores   que   sufre   nuestra sociedad desde hace ya 7 años, es por ello que  me   senté a pensar y me di cuenta del   desamparo  legal  que  sufren las   PYMES y los  particulares ante un entramado jurídico cada día más complicado, ante una complicada   e ilógica burocracia tanto de las administraciones  públicas como de las grandes  empresas,  ante  una  legislación que cambia cada  cinco minutos, ante  los  abusones,  ante  todo  esto  es  lo  que ha provocado que me decía a hacer algo al respecto, a tomar cartas en el asunto.

Mientras  no  me  tocan  los  3.000 millones, he optado por iniciar este BLOG, el blog del no me da  la gana,  el blog del inconformista, el blog del que prefiere ser ave  fénix, a  pisoteado,  un blog  que  intentará  orientaros en la medida de lo posible en aquellas dudas que os surgen en la llevanza de vuestras empresas y vuestro día a día, que intentará orientaros dentro del desbarajuste legal y burocrático que existe hoy en día, con el fin de facilitaros la vida.

cropped-cropped-logotipo-31.png